acoso escolar

Cómo los padres y maestros pueden ayudar a los niños y adolescentes a evitar el acoso escolar o la intimidación

El acoso escolar, la intimidación o bullying, es una realidad a la que lastimosamente hay que hacer frente. Durante años, el acoso han sido parte de la vida en ámbito escolar. Por lo tanto, hay que enseñar a nuestros niños y adolescentes a que estén preparados a enfrentar cualquier situación de intimidación con la que se puedan topar.

Afortunadamente, cada día hay más escuelas que adoptan una postura radical contra este fenómeno que afecta a una gran cantidad de niños y adolescentes. Sin embargo, últimamente también han surgido otros canales por los cuales la intimidación sigue reproduciéndose y los cuales también hay que controlar: internet y las redes sociales.

La prevención y la erradicación del acoso escolar consisten en crear un ambiente seguro para que los niños puedan avanzar a nivel social y académico sin sentir miedo. Es tarea y compromiso de padres y maestros.

¿Qué es el acoso escolar?

La APA define la intimidación, acoso escolar o bullying, como un comportamiento de tipo agresivo, intencional y repetitivo; consiste en un desequilibrio de poder o de fuerza, que se puede manifestar de forma física, verbal o social.

El acoso escolar puede generar una serie de consecuencias negativas en la vida de quienes lo sufren que pueden ser devastadoras. Baja autoestima, trastornos emocionales, miedos irracionales, depresión, ansiedad, alteración del comportamiento, pensamientos suicidas y bajo rendimiento académico son solo un ejemplo de sus efectos.

acoso escolar

Hay muchas razones por las cuales a veces no se puede detectar a tiempo un caso de intimidación, empero, esto no es razón para dejar de estar alerta y sobre todo para enseñar a los niños y adolescentes qué hacer si se topan con un acosador. ¿Cómo? A continuación encontrará algunas estrategias y recomendaciones.

Recomendaciones para ayudar a los niños a evitar el acoso escolar o la intimidación

Manténgase informado y alerta

Los padres, maestros y el personal administrativo de las escuelas deben estas conscientes de que el acoso escolar ocurre generalmente en sitios con poca o nula vigilancia. Además sucede en internet donde no existe supervisión. Como padres y maestros la primera tarea consiste en hacer que los niños y adolescentes comprendan que informar no es delatar.

acoso escolar

Ahora, tanto los niños como los adolescentes no siempre dirán quién les está haciendo bullying; por tanto, hay que estar atentos a señales de alerta como ropa desgarrada, temor de ir a la escuela y cambios en su comportamiento, patrón de sueño o estado de ánimo.

Si descubre que es así, no utilice frases de tipo “no le hagas caso”, ni “aguanta sin quejarte”. Por el contrario, sostenga una conversación abierta en la que puede enterarse de lo que ocurre y tomar las medidas respectivas. Para los maestros, no es recomendable realizar una reunión con el acosador y el acosado pues sería vergonzoso e intimidante.

Lo más importante de todo es que el niño comprenda que usted está dispuesto a ayudarle.

Cree expectativas positivas con respecto al comportamiento

Tanto en la familia como en la escuela se les debe recordar que el acoso escolar es inaceptable; que ese tipo de comportamientos tienen consecuencias correspondientes y no genera nada bueno. Puede ser útil que se cree un documento y que este firmado por todos, así comprenderán la complejidad del asunto.

Enséñele cómo hacerle frente al acoso escolar

acoso escolar

A fin de enfrentarse a una situación de acoso escolar, enseñe a los niños y adolescentes qué hacer sin exponerse físicamente o utilizar la violencia. Practiquen para que puedan ignorar al acosador y/o crear estrategias enérgicas a fin de manejar la situación. Pueden utilizar frases como: “Deja de hacer eso ahora mismo. Si continúas, te voy a reportar ante el director”. O, “Te hablo, pero no voy a pelear. Así que baja tus puños”.

Se les debe instruir a que no reaccionen llorando, enojándose o poniéndose rojos. Este tipo de respuestas solo hará sentir más poderosos a quién los esta acosando. Es difícil y requiere práctica, pero es una herramienta útil para mantenerse lejos del radar de un acosador. También se les puede aconsejar que busquen la compañía de alguien si se sienten vulnerables y acudir a una autoridad para informar que han sido intimidados.

Establezca límites con respecto a la tecnología

Manténgase informado e informe a los niños y adolescentes acerca del acoso cibernético. Asegúrese de que tengan claro que no deben responder mensajes amenazadores o provocadores, mucho menos reenviarlos. No se trata prohibirles el uso del pc o el celular pero sí que hagan un buen uso del internet. Más aun, que tengan confianza para contarle qué hacen mientras están conectados.

covid-19 - acoso escolar

Para su mayor tranquilidad puede activar los filtros adecuados en los dispositivos electrónicos para controlar su actividad en línea. Es aconsejable que los padres se hagan “amigos” de sus hijos en las redes sociales.

El acoso escolar o la intimidación puede ser una experiencia negativa o traumática para los niños y adolescentes. Como padres y maestros no solo podemos ayudar en su prevención y a construir seguridad, sino también incentivar la autoestima y la resiliencia para que puedan enfrentar y superar cualquier experiencia de intimidación.

Deja un comentario