crianza

Pautas de crianza: Guía para saber cómo educar bien a los hijos

¿Cómo criar bien a mi hijo? Esa es una de las preguntas frecuentes que se hacen muchos de padres de familia. Lamentablemente no existe una guía con pautas de crianza que aseguren el perfecto desarrollo de los niños y adolescentes.

El proceso de criar y educar a un hijo puede ser una de las tareas más difíciles pero también una de las más satisfactorias del mundo.

Y aunque, repito, no existe una guía perfecta con pautas de crianza, estos consejos que encontrará a continuación, pueden ayudar a facilitar la labor de ser padres, y a disfrutar más de los hijos.

Pasos para una crianza más eficaz

Estimule la autoestima y autoconfianza

Que los niños tengan una buena estima en sí mismos es uno de las claves para educar niños seguros. Las palabras y acciones que se utilicen con ellos tendrás un gran impacto en el desarrollo de la autoestima y autoconfianza.

Elogiar los logros que tengan; por muy pequeños que sean, los hará sentirse orgullosos, y esto a su vez logrará que cada vez sean capaces de hacer cosas por sí solos y más independientes. Por el contrario, las críticas, comparaciones negativas y comentarios denigrantes los hará sentirse inútiles.

Recuerde que las palabras pueden herir y provocar más daños que los golpes físicos. Por tanto, elija las palabras con cuidado y ante todo sea compasivo. Todos cometemos errores, muchos más los niños; la tarea es educarlos y guiarlos.

crianza

Establezca límites y sea coherente con la disciplina

La estructura, los límites y normas son necesarios en todo hogar y en la crianza. El objetivo de esto es que los niños elijan comportamientos funcionales y aprendan el autocontrol. Las reglas son fundamentales para que se conviertan en adultos responsables.

Algunas reglas pueden ser no jugar hasta que hagan las tareas; usar los dispositivos electrónicos solo algunas horas del día. Según la edad también es importante que se le asignen responsabilidades como dejar el listo el uniforme para ir al colegio la noche anterior; arreglar la cama al levantarse, etc.

Ahora, para que el sistema de reglas funcione tiene que ser coherente y constante; no se pueden disciplinar a los niños hoy por un mal comportamiento y mañana ignorar el hecho. Y ojo, disciplinar no es sinónimo de castigar físicamente.

Comparta tiempo con sus hijos

Las responsabilidades, deberes y rutina de cada uno hacen que muchas veces sea difícil compartir tiempo todos juntos. Sin embargo, no hay nada que a los niños les gustaría más que estar con sus padres. Aproveche los minutos que tenga libre para compartir actividades como desayunar juntos, leer un libro o lavar los platos juntos.

Una gran idea es programar una noche en familia y dejar que los niños decidan qué harán ese día. Si el trabajo impide que comparta mucho tiempo con ellos, busque la forma de estar presente en su vida y de relacionarse; por ejemplo, puede poner notas en las loncheras o algo especial, mandarles un mensaje de texto a sus hijos adolescentes.

crianza

Favorezca y haga de la comunicación una prioridad

Una de las pautas de crianza más importante que debe tener en cuenta es esta; hacer de la comunicación una prioridad. No se puede pretender que los niños hagan las cosas porque tienen que hacer lo que diga y punto. No, ellos desean, necesitan y merecen explicaciones al igual que los adultos.

Si no se hace esto es probable que los hijos comiencen a cuestionarse los valores y motivaciones de los padres. Asimismo, pueden llegar a mal interpretar o no entender algunas acciones y esto los puede llevar a que aprendan a emitir juicios de valor a priori.

Siempre es importante dejar en claro las expectativas; invitarlos a expresar sus sentimientos y a participar en la resolución de los problemas. Escuche y tenga en cuenta lo que tenga por decir su hijo. Los niños que participan en la toma de decisiones crecen más motivados y seguros.

Sea flexible y democrático

Anteriormente se dijo que la estructura y la rutina son muy importantes en la crianza, pero también hay que aprender a ser flexibles. No pasa nada si de vez en cuando se les permite a los niños no hacer una tarea o cambiar un poco el horario.

Adoptar un estilo de crianza flexible y democrático, permite que ellos se sientan importantes y por lo tanto, estarán más involucrados en su propio desarrollo. A la hora de establecer las normas y consecuencias, es importantes que se dialoguen y se aprueben entre todos.

Si necesita que hagan varias cosas, es bueno dejar que escojan el orden. Si continuamente su hijo lo decepciona, quizás se deba a que sus expectativas no están siendo realistas; por lo tanto es necesario reflexionar sobre lo que se está haciendo y modificar el estilo de crianza.

En este sentido, puede ser útil hablar con otros padres de familia, informarse o acudir a profesionales para orientarse y hacer lo mejor para la crianza de los hijos.

crianza

Sobre todo, demuestre que su amor es incondicional y en lugar de hacer críticas, echar culpas o buscar defectos, busque educar y alentar en todo momento, incluso cuando este disciplinando. Cuando no sepa qué hacer deje que el instinto le guíe.

No hay pautas de crianza que funcionen igual para todo; ante todo, ser padres, es un trabajo de ensayo y error. Muchas veces se cometerán errores en el camino, está bien, no se recrimine ni piense que es un mal padre. Lo importante es aprender de ellos y buscar hacer el mayor bien posible.

Deja un comentario