Escuela primaria

7 formas de ayudar a que los niños tengan éxito en la escuela primaria

Durante el crecimiento y desarrollo de los niños, la escuela primaria ocupa un lugar muy importante. En ella adquieren conocimientos y habilidades básicas como la lectura, escritura y la aritmética. También la capacidad de comprender el mundo en el que viven y generar experiencias que le prepararan para relacionarse y resolver problemas, entre otros.

Ahora bien, a pesar de lo que muchos adultos puedan pensar, el buen desempeño académico y el éxito que alcancen los niños en la escuela primaria, no solo depende de sus capacidades cognitivas, sino también de lo mucho; o poco, que los padres se involucren en el proceso.

¿Cómo? A continuación, encontrará 7 formas de ayudar a que los niños sean estudiantes exitosos en su paso por la escuela primaria.

7 maneras de ayudar a los niños a que tengan éxito en la escuela primaria

Asistir a las reuniones de padres y maestros

Los niños se desempeñan mejor en la escuela primaria cuando sus padres se involucran en su vida académica. Acudir a las reuniones de padres que organicen en la escuela al principio de año o en cualquier otro momento es una oportunidad ideal para conocer a los profesores de los niños y las expectativas de estos.

Las reuniones de padres es además, una manera de mantenerse informado sobre el rendimiento y el proceso de los niños. También de conocer los proyectos y programas que se vayan a realizar y los afecten. Asimismo, podrá saber si su hijo tiene necesidades especiales de aprendizaje y de esta forma considerar, junto a sus profesores y tutores, la implementación de estrategias y planes que ayuden en su proceso de formación.

Escuela primaria

Las reuniones de padres de familia representan la oportunidad perfecta para conversar con los niños sobre sus maestros y la escuela. En especial, para que ellos tengan presente que lo que ocurre en la escuela se comparte en casa.

Conocer las instalaciones de la escuela primaria

Conocer la distribución de la escuela primaria y dónde se ubican las diferentes dependencias y oficinas, puede ayudarle a conectarse con sus hijos cuando hablen acerca del día en la escuela.

Hay algunos colegios y escuelas que ofrecen visitas guiadas a las instalaciones y/o sitios web en donde publican cronogramas de evaluaciones, eventos y diferentes temas de interés sobre la vida escolar.

Estar pendiente de la página web y las noticias o comunicaciones de la escuela es una forma de saber qué pasa en la escuela.

Escuela primaria

Apoyar la realización de las tareas en el hogar

El propósito y objetivo de las tareas que dejan los profesores para hacer en la casa es la de reforzar lo aprendido en el salón de clases; ayudar a que pongan en práctica habilidades de estudio y, que desarrollen el sentido de la responsabilidad. Por esto es importante que los padres resistan la tentación de hacerles las tareas o darles las respuestas correctas.

En lugar de eso, hay que procurar estar disponible para ayudarles a comprender las instrucciones, guiarlos y revisar el trabajo una vez esté terminado. Recuerde que los errores y equivocaciones hacen parte del proceso de aprendizaje.

Enviarlos preparados para aprender

Un desayuno nutritivo y balanceado es la mejor forma de hacer que los niños vayan preparados para aprender. Este puede asegurar que tengan más energía, mejor desempeño y evitar el ausentismo de la escuela primaria.

Una buena alimentación no solo es fundamental para su crecimiento y desarrollo. También lo es para potenciar sus habilidades cognitivas como la atención y la memoria. Garantizar que los niños tengan las horas de sueño que necesitan es otra forma de ayudarlos a que tengan éxito.

La estructura y la rutina; así como los límites y reglas, resultan indispensables para que los niños aprendan a ser organizados y estén mejor preparados para la escuela primaria.

Escuela primaria

Fomentar buenos hábitos de estudio

Que los niños logren desarrollar técnicas de estudios les permitirá tener buenos hábitos de aprendizaje que van a perdurar durante toda su vida. Asegúrese de crear un ambiente de estudio eficaz; es decir, un lugar donde estén cómodos, sea silencioso, bien iluminado, con pocas distracciones y en el que tenga todos los materiales necesarios.

Asimismo enséñele a dividir los trabajos en partes más pequeñas y manejables; De esta forma, se les hará más fácil de hacer y no les resultará abrumador cumplir con sus deberes. Para los exámenes, pueden probar la implementación de trucos nemotécnicos para que recuerden la información fácilmente.

Una buena regla para un periodo de estudio eficaz es que los niños dediquen 15 minutos por grado de escuela primaria para estudiar todas las tardes; es decir que si su hijo está en tercero de primaria, debería separar 45 minutos de su rutina para sus actividades escolares.

Es importante que dentro de este periodo de estudio en casa, los niños tengan unos minutos de descanso para oxigenar su cerebro y recobrar la atención. Esto puede ser cada 30 minutos o antes si nota que su hijo esta estresado o abrumado por lo que tiene que hacer.

Escuela primaria

Conocer el manual de convivencia

Conocer el manual de convivencia o código de conducta de la escuela primaria es importante para que sepan lo que se espera de ellos y las consecuencias de no cumplir con esas expectativas. Es igual de importante apoyar las consecuencias impuestas por el colegio cuando no cumplan con dichas expectativas.

En general, cuando las expectativas de la escuela coinciden con las de la casa, es más sencillo para los niños cumplir, porque ven los dos entornos como lugares que trabajan juntos.

Involucrarse activamente

Sin importar si los niños están empezando el jardín infantil o están en su último año de escuela primaria hay buenas razones para los padres se involucren en la escuela; es una excelente forma de comunicarles que están interesados en su educación y así, se encuentren más motivados.

Hay muchas formas de hacerlo; puede convertirse en representantes de los padres de familia; organizar o trabajar en actividades o eventos especiales como ventas de alimentos o ferias; asistir a las obras de teatro o recitales o incluso ofrecerse a realizar cualquier trabajo o voluntariado dentro de la escuela.

escuela primaria

Sobre este punto es esencial que lo niños tengan claro que sus padres no están allí para espiar o vigilar, sino para ayudar a la comunidad educativa. Pero, si su hijo no se siente cómodo con su presencia en la escuela o no puede por las obligaciones laborales, opte por tener un rol menos visible.

Tomarse en serio la asistencia de los niños a la escuela primaria; preguntarles sobre su día en el colegio o sacar tiempo para hablar sobre la escuela, los profesores, los compañeros, sus expectativas y, en general, sobre los diferentes sucesos de la vida escolar puede causar una buena impresión en ellos.

Cuando los niños saben que sus padres están interesados en su vida académica, se toman la escuela seriamente y hay más probabilidades que sean estudiantes exitosos.

Deja un comentario