estructura en niños y adolescentes

Por qué es importante la estructura en niños y adolescentes

La estructura en niños y adolescentes no solo es esencial, sino mucho más importante que las reglas y límites. Una estructura y rutina diaria les aportará una serie de beneficios que son claves para su desarrollo.

No hay que olvidar que tanto niños como adolescentes se encuentran en constante cambio; cambios que son normales y que los ponen de frente ante una serie de retos y desafíos que muchas veces no saben cómo afrontar.

Así, el beneficio más importante de la estructura en niños y adolescentes es que les proporciona seguridad en sí mismos. Así serán capaces de adelantar lo que va a ocurrir durante el día y lo que se espera de ellos.

La estructura y la rutina, ayudan a organizar la vida de los niños y adolescentes y a evitar que se vuelva caótica; que tengan problemas de comportamiento y se sientan inseguros, entre otras cosas.

Beneficios de la rutina y estructura en niños y adolescentes

Como ya se dijo, proporcionarles una rutina y estructura a los niños y adolescentes fomentará en ellos la sensación de seguridad y confianza en sí mismos. Lo cual les ayudará a estar preparados a los diferentes cambios que deben vivir a medida que se van haciendo más grandes.

Pero sobre todo, les ayudará a prepararse a los cambios que son impredecibles como el divorcio de los padres, la enfermedad terminal y/o el fallecimiento de alguno de sus familiares.

estructura en niños y adolescentes
Photo by Ketut Subiyanto on Pexels.com

La seguridad y confianza que brinda la estructura en niños y adolescentes además, es un componente esencial para prevenir los problemas de conducta o desestructuración emocional.

Las rutinas y la estructura también pueden enseñar a los niños y adolescentes a ser independientes y a disfrutar toda la satisfacción que viene con ella. De la misma forma, les proveerá de autodisciplina, a que sean personas más perseverantes, constantes y organizados, entre otras cosas.

La estructura y la rutina permiten que ellos interioricen hábitos constructivos que dan seguridad hoy y habilidades para mañana.

Pero ahora, es importante que la rutina y estructura en niños y adolescentes vayan acompañadas de reglas y limites; factor de protección frente a comportamientos desadaptativos.

Consejos para crear rutina y estructura en niños y adolescentes

Ofrezca opciones

Siempre que sea posible intenta dar opciones a los niños y adolescentes. Preguntarle si quieren una cosa u otra. Si necesitas que haga las dos cosas, permítele que decida qué quiere hacer primero. Esto los ayudará a ser más independiente y a sentir que tiene cierto control sobre las cosas. Sobre todo, reducirá las luchas y peleas que pueden surgir al imponérseles lo que deben hacer.

Comience con una parte del día

Cuando los niños y adolescentes tienen poca estructura o no la tienen en absoluto, lo más recomendable es empezar con una parte del día. Por ejemplo, la hora de la cena y acostarse.

Deberás pensar cuáles son las tareas o acciones de que ellos deberán realizar en ese lapso de tiempo. Por ejemplo, cenar, preparar los libros, cepillarse, bañarse, ponerse la pijama, leer, etc.

Una idea para esto es poner un tablero con las tareas que deben realizar y el orden de ellas. Así no tendrás que recordárselo a cada rato e interiorizarán la rutina mucho mejor.

Es fundamental tener paciencia; mientras se acostumbran a estructurar el día pueden pasar semanas e incluso meses, pero luego de un tiempo lo harán solos.

estructura en niños y adolescentes
Photo by Bich Tran on Pexels.com

Crear reglas y límites

Tanto la rutina como la estructura en niños y adolescentes no están completa sin reglas y límites. Estas deben estar claras para que todo funcione correctamente. Ejemplo, no ver la televisión o jugar con los dispositivos hasta que acaben con todas sus tareas; recoger los juguetes siempre que acaben de jugar, etc.

Ahora, las reglas deben ser pensadas y discutidas con anterioridad. No se deben imponer a los niños y adolescentes sin haberse dialogado y aprobado por todos los miembros primero. Esto asegurará un mejor cumplimiento y evitar que ocurran comportamientos disfuncionales.

De la misma manera, deben quedar clara las consecuencias que tendrá si no cumplen las reglas o toman una mala decisión. Esto puede ser la retirada de privilegios. Nunca el castigo físico.

Sea constante, previsible y firme

Ser constante, previsible y firme a la hora de crear una rutina y la aplicación de las reglas es esencial para establecer la estructura en niños y adolescentes. Además, ayudará a disminuir el estrés y aumentar la confianza al saber cómo deben comportarse y a qué atenerse.

Si cumplimos un día, pero los otros días no y al cabo de la semana volvemos a aplicar la rutina, no tendrá ningún efecto en los niños y adolescentes.

Ser flexible de vez en cuando

Tener flexibilidad es otro punto importante. Hay que permitirse de vez en cuando saltarse la rutina o modificarla un poco para tener un tiempo para divertirse un poco. La flexibilidad es, a su vez, esencial en el desarrollo y la estructura en niños y adolescentes.

Esto ayudará a que no desarrollen una personalidad rígida y a entender que los cambios son parte de la vida diaria.

De la misma forma, a medida que los niños y adolescentes van creciendo y madurando, la rutina también debe cambiar, y con ella, las reglas y límites.

estructura en niños y adolescentes

Generar una estructura a los niños y adolescentes es una de las mejores cosas que puedes hacer en la construcción de su personalidad y la formación de hábitos.

Deja un comentario